El Yaguareté vuelve a rugir en Corrientes después de 70 años de extinción

Un grupo de 5 yaguaretés silvestres dará inicio a la población fundacional en los Esteros del Iberá, como parte del proyecto de su reintroducción iniciado en la provincia en 2012 .


La especie, que es monumento natural en Argentina, se extinguió en la provincia hace más de 70 años y se estima que quedan en el país 200 ejemplares.

Tras extinguirse de la provincia hace más de 70 años, el yaguareté volverá a correr por los Esteros del Iberá como resultado del proyecto de rewilding de CLT Argentina, que cuenta con el apoyo del gobierno de Corrientes y autoridades ambientales nacionales.

El proyecto para reintroducir esta especie, que comenzó en 2012 con la construcción del Centro de Reintroducción de Yaguareté (CRY), ingresó hoy en su tercera fase, en un proceso de progresiva reintroducción de 5 ejemplares silvestres en el Gran Parque Iberá. Esta tercera etapa fue presentada en el evento “Corrientes vuelve a rugir”, que se realizó el jueves y viernes últimos, con la participación del Gobernador de la Provincia de Corrientes, Gustavo Valdés, el Secretario de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, el vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales, Emiliano Ezcurra, y la directora de CLT Argentina, Sofía Heinonen.

El proyecto de reintroducción del yaguareté enfrentó el desafío de reunir las condiciones ecológicas, socio-políticas y económicas necesarias para el regreso del predador tope de este ecosistema. Por un lado, resultó necesario consolidar un grupo de 3 hembras y 2 machos silvestres, dos de ellos nacidos en el CRY, que CLT Argentina lleva adelante en Isla San Alonso. Al mismo tiempo, se trabajó junto a los gobiernos provincial y nacional para establecer un área protegida que contara con presas suficientes para su supervivencia. Y, finalmente, se logró desarrollar una economía local basada en el turismo de naturaleza, con 10 localidades que cuentan con acceso al Gran Parque Iberá y con servicios de atención al visitante para realizar excursiones de avistamiento de fauna nativa, experiencia que el yaguareté potenciará rápidamente.

“La sociedad correntina y las autoridades gubernamentales han trabajado junto a CLT Argentina para que este modelo de desarrollo, basado en un ecosistema saludable, con abundante fauna mansa y accesible a los visitantes, pueda beneficiar a los 20 municipios en torno al Gran Parque Iberá. Más de 200.000 personas vinculadas a esta región esperan que la presencia de este gran felino posicione aún más el destino turístico y pueda, al igual que Pantanal brasileño, atraer al público internacional que hoy llega a Sudamérica para reencontrarse con la belleza de lo auténtico y de lo salvaje”, explicó Sofía Heinonen, directora de CLT Argentina.

El proceso de reintroducción, por etapas


Jatobazinho, Mbarete, Juruna, Mariua y Arami son dos machos y tres hembras de yaguareté que conforman el núcleo fundacional de la especie en los Esteros del Iberá, y todos poseen habilidades de caza para su supervivencia. Los cinco fundadores viven en corrales de gran tamaño que son manejados a distancia, sin necesidad de observar a los animales en forma directa.

Los cinco serán liberados en forma progresiva durante el período de un año. El hecho de liberarlos de esta manera permitirá un monitoreo exhaustivo de cada individuo durante los primeros meses de liberación, evaluando su adaptación y teniendo capacidad de intervención en caso de ser necesario. El sector del Gran Parque Iberá donde serán liberados es un extenso territorio de cientos de miles de hectáreas, sin población humana ni actividades productivas tradicionales como ganadería.

Los 5 fundadores


Jatobazinho, Juruna y Mariua son yaguaretés de origen silvestre que fueron donados por Brasil, mientras que Arami y Mbarete nacieron en el CRY a partir de ejemplares cautivos provenientes de Argentina (madre) y Paraguay (padre).

Juruna y Mariua provienen del Criadouro Científico NEX. Estas dos hembras fueron llevadas allí cuando tenían pocos meses de edad, luego de que cazadores furtivos mataran a su madre en la región del Xingú, al sur del Amazonas. En ese centro recibieron las atenciones necesarias para salir adelante y poder viajar al CRY.

Jatobazinho es un macho de yaguareté de origen silvestre de unos 3 años de vida, que fue hallado en septiembre del año 2018 con signos de deshidratación y extremadamente flaco tras cruzar a nado el río Paraguay, al norte de Corumbá, Brasil (Pantanal Sur). Luego de un largo proceso de recuperación en manos de la organización Onçafari, Jatobazinho viajó a Argentina para incorporarse al plantel de la especie en el CRY, en noviembre de 2019.

Arami y Mbarete son los primeros cachorros nacidos en Iberá tras setenta años de extinción en la provincia de Corrientes. Su madre, Tania, les enseñó a cazar y desde el mes de julio de 2019 obtienen su alimento cazando las presas que se les ofrecen, sin ayuda de su madre.

El mejor hogar: el Gran Parque Iberá, un territorio protegido por guardaparques y leyes ambientales


El Parque Nacional Iberá fue creado en diciembre de 2018 sobre 158.000 hectáreas de tierras donadas por CLT Argentina a la Administración de Parques Nacionales. Otras 550.000 hectáreas fueron declaradas Parque Provincial a lo largo de los últimos 10 años. Hoy, el Gran Parque Iberá representa el hábitat y territorio más grande y mejor protegido en Argentina para recuperar al yaguareté.

Estas 700.000 hectáreas de Parque se encuentran rodeadas de otras 600.000 hectáreas de Reservas donde está prohibida la caza, y que cuentan con 14 seccionales y más de 80 guardaparques y empleados que custodian su cumplimiento. Esto ha permitido la recuperación de pastizales, bañados y bosques donde abundan las presas necesarias para asegurar la existencia de los grandes predadores tope.

Rewilding: Ecosistemas Naturales Completos


La técnica de rewilding busca recuperar las características propias de los ecosistemas silvestres mediante el manejo activo de sus ambientes y especies nativas. A través del rewilding, nuestro objetivo es completar los ecosistemas de áreas protegidas, con énfasis en parques nacionales, situados en las ecorregiones del Gran Chaco, Estepa Patagónica, Bosque Subantártico, Litoral Marítimo, Selva Paranense y Yungas.

Trabajamos para que todas las especies nativas que habitaron estas ecorregiones en tiempos históricos vuelvan a poblarlas, en números suficientes para que cumplan sus roles ecológicos y se conviertan, además, en un atractivo para el turismo de naturaleza que genera empleo e ingresos en las localidades aledañas.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Horror en Mendoza: más de 20 perros fueron envenenados

Sospechan de una persona de la zona que, según trascendidos, maneja químicos.

España: determinaron que el gorila ‘Copito de Nieve’ era albino

El análisis del genoma del famoso gorila concluyó diez años después de su muerte

Argentina: Ballenas Sei visitaron las costas de Rada Tilly

Un grupo de amigos que navegaba por las costas de la Villa balnearia tomó ...