Santa Cruz: una empresa recicla material minero para sus productos

Desde hace poco más de tres meses, la empresa de Puerto San Julián Block Sur, produce bloques y ladrillos modulares, con la particularidad de ser la única empresa del país en utilizar como materia prima, material inerte proveniente de la actividad minera que lleva adelante Cerro Vanguardia a 150 kilómetros al moroeste de la ciudad.
 

Juan Carlos Berasaluce, que es el propietario del emprendimiento, explicó que desde el año 2002 viene pensando en este proyecto para darle utilidad a algo descartable o que deje otro sector, y que la oportunidad llegó de la mano de la minera Cerro Vanguardia y su proyecto de lixiviación en pilas, puesto en marcha en 2011, que separa, durante el proceso de molienda, una roca inerte que ya no se utilizará en el laboreo minero, y que está compuesta por un 30% de sílice y un 70% de areniscas y arcilla, lo que al adicionarle el cemento, compone una mezcla ideal para poder fabricar este producto brindándole una dureza, calidad, resistencia y aislación térmica destacables, además de reducir el costo de material para la construcción domiciliaria.
 
Este tipo de bloques modulares permiten ahorrar entre un 35% y un 40% los costos en la construcción, ya que se utiliza mucho menos cantidad de cemento y se aceleran los procesos de construcción. Además, se fabrican con un proceso totalmente amigable con el medio ambiente, ya que se está reutilizando material que descartó otra industria, y en su proceso de producción no se quema ningún combustible para el proceso de secado, como suele pasar en la gran mayoría de las fábricas de ladrillos o bloques.
 
Cabe destacar que la minera Cerro Vanguardia le entrega el material inerte a Berasaluce sin ningún costo, ya que se trata de material que la compañía no utiliza. El emprendedor local tomó contacto con el producto cuando se desempeñó como inspector técnico en la obra lleva a a cabo para el proyecto de lixiviación, y las pruebas le indicaron que sería de gran utilidad para su propio proyecto. 
 
Actualmente, Block Sur se encuentra confeccionando una carpeta técnica para presentar a los emprendimientos de construcción que así lo requieran, tanto para edificación domiciliaria como para obras más importantes.
El innovador material es relativamente liviano y requiere para unirlo de una mezcla que se entrega en bajas proporciones. La capacidad actual de producción de la planta es de 3.600 bloques diarios, equivalente a lo que consumiría una casa de 60 metros cuadrados.
 
Estos bloques modulares permiten construir paredes de hasta 9 metros de altura y poseen un sistema de traba y encastre. Su terminación es excelente y no requieren de revoque ni de “fino”, ya que se destacan por tener una textura suave y compacta y de un color natural ideal para construcciones de “ladrillo a la vista”.
 

Tags: