Un indonesio plantó más de 11 mil árboles para devolver agua al bosque

Sadiman plantó durante 23 años más de 11.000 árboles en el centro de la isla de Java ha logrado revertir los estragos de las sequías y la deforestación y ha recibido el reconocimiento del Gobierno.

Árbol a árbol en 250 hectáreas de bosque, Sadiman ha dedicado esos años a devolver el agua a la zona, combatir la erosión y conservar el ecosistema, desde que la deforestación se intensificara hace dos décadas a causa de varios incendios consecutivos, en la ladera sur del volcán Lawu, según indicó el lunes la agencia de desastres indonesia (BNPB) en un comunicado.

La agencia y líderes del Gobierno local le entregaron el domingo en su pueblo, Geneng, 7.000 dólares por “inspirar a la gente” y realizar su tarea “sin recibir ningún pago ni esperar nada a cambio”.

El baniano es el nombre que reciben varias especies de ficus, que almacenan agua y en la isla de Java son considerados árboles sagrados según las creencias animistas locales, lo que impidió que los aldeanos no talasen los que Saliman plantaba.

 

Esto tambien te puede interesar