Estados Unidos: las aves migratorias tienen un futuro plagado de “incertidumbres”

Por el calentamiento global las aves migratorias de América del Norte se han vuelto más pequeñas en las últimas cuatro décadas, y sus alas se han vuelto un poco más largas.

Estos son los principales hallazgos de un nuevo análisis, publicado en la revista ‘Ecology Letters’, dirigido por la Universidad de Michigan (Estados Unidos) sobre un conjunto de datos de 70.716 aves migratorias norteamericanas de 52 especies pájaros cantores de cuerpo pequeño (sobre todo gorriones y currucas) que murieron cuando colisionaron con edificios en Chicago.

Desde 1978, el personal y los voluntarios del Field Museum, incluido David E. Willard, el ornitólogo del museo y gerente emérito de colecciones que midió las aves analizadas, han recuperado pájaros muertos que chocaron con los edificios de Chicago durante las migraciones de primavera y otoño. Para cada muestra, se realizan múltiples mediciones corporales.

El equipo de investigación analizó este conjunto de datos notablemente detallado para buscar tendencias en el tamaño y la forma del cuerpo. Los biólogos descubrieron que, desde 1978 hasta 2016, el tamaño corporal disminuyó en las 52 especies, con disminuciones estadísticamente significativas en 49 especies. Durante el mismo período, la longitud del ala aumentó significativamente en 40 especies.

“Teníamos buenas razones para esperar que el aumento de las temperaturas llevaría a reducciones en el tamaño corporal, según estudios previos. Lo sorprendente fue lo consistente que fue. Me sorprendió increíblemente que todas estas especies respondieran de manera similar”, admite el autor principal del estudio, Brian Weeks, profesor asistente de la Escuela de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la UM.

El nuevo estudio es el análisis basado en muestras más grande de las respuestas del tamaño del cuerpo al calentamiento reciente, y muestra las respuestas a gran escala más consistentes para un grupo diverso de aves, señala Weeks.

Según los investigadores, varias líneas de evidencia sugieren una relación causal entre el calentamiento de las temperaturas y las disminuciones observadas en el tamaño del cuerpo aviar. La evidencia más sólida es que, entre las tendencias a largo plazo de disminución del tamaño corporal y aumento de la temperatura, existen numerosas fluctuaciones a corto plazo en el tamaño y la temperatura corporal que parecen estar sincronizadas.

Tags:

Esto tambien te puede interesar