El combustible diésel ecológico a base de algas está a un paso de ser realidad

La producción de combustible diésel ecológico no es ninguna novedad, ya que las industrias han elaborado combustible a partir de la soja y del maíz desde hace años. Sin embargo, estos métodos presentan muchas desventajas: se necesita mucha tierra para cultivarlos, su transporte requiere un elevado gasto de combustible y su empleo en esta industria implica que no podrán ser consumidos como alimentos.

Las algas, en cambio, no tienen estas desventajas, pues suelen cultivarse en tanques, sin incurrir en grandes gastos, y el proceso de cultivo es más rápido que el de la soja y el maíz. La única razón de que actualmente no se utilicen las algas para producir combustible diésel ecológico es porque aún no se sabe cómo hacerlo, pero esto cambiará dentro de muy poco.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan y de la Universidad de Penn State han recibido una subvención de 2 millones de dólares del Departamento de Energía de los Estados Unidos para desarrollar un nuevo método que permita producir combustible renovable a partir de algas.

Su objetivo es crear un biocombustible válido para los motores diésel que existen en la actualidad y reducir en un 60% la emisión de gases de efecto invernadero. El proyecto tendrá una duración de 3 años y se estudiarán varios aspectos: desde la mejor forma de cultivar las algas, cómo transformarlas en combustible diésel y potenciar su rendimiento al máximo durante el proceso de combustión.

Esperan crear un combustible que aumente la eficiencia del tren motriz, minimice el hollín en el motor y reduzca la emisión de dióxido de carbono. Todo esto hará posible que los motores diésel funcionen de una manera más respetuosa con el medio ambiente.

Tags:

Esto tambien te puede interesar