Una cooperativa fabrica útiles escolares con telgopor descartado

La cooperativa de recicladores urbanos Creando Conciencia presentó la primera línea de útiles escolares de telgopor reciclado, un material “no biodegradable y nocivo para el medio ambiente cuando no se reutiliza”, ya que “puede permanecer inalterable por más de 1.000 años”, informó hoy ese organismo.

“El nuevo emprendimiento resume de manera perfecta lo que hace y a lo que apunta Creando Conciencia, ya que separamos, reciclamos, transformamos y vendemos, apuntando al cuidado del medio ambiente y al mismo tiempo a la inserción social y la inclusión de mas personas en el sistema”, señaló Noelia Segovia, presidenta de esta organización conformada por ex cartoneros.

El set de útiles consta de una regla que sirve también como compás y plantilla, una escuadra, un transportador y una paleta de pinturas, y fue ideado por el diseñador industrial Facundo Spataro, profesor en la carrera de Diseño Industrial (UBA) y Escuelas ORT.

El proceso para convertir el telgopor o poliestireno en útiles escolares comienza con la recolección y separación del material, continúa con la extracción del aire, que achica el insumo en una proporción de 10 a 1, la molienda, extrudición y, por último, la inyección del material en matrices específicamente diseñadas.

Como el telgopor puede demorar “entre 100 y 1.000 años en reducirse a mínimas partículas”, su reutilización redunda en dos beneficios para el medioambiente: “Por un lado permite usar lo que ya existe, evitando que contamine, y, por otro, evita generar material nuevo”, destacaron.

Como su tamaño se reduce de manera “exponencial” durante el proceso de reciclaje, se requieren grandes volúmenes para fabricar los útiles escolares, por lo que Creando Conciencia lanzó la campaña “Telgopor + útil” para invitar a la comunidad a acercar el telgopor que ya no se usa a la sede de la cooperativa, Sebastián Elcano 1262, Benavídez.

La cooperativa ya había desarrollado un moderno y elegante juego de mobiliario urbano hecho con madera plástica reciclada: se trata de una serie de bancos y mesas que actualmente están en uso en espacios verdes de Tigre, la ciudad de Buenos Aires, Nordelta y el Hotel Sheraton, entre otros.

Creando Conciencia fue creada en 2006 y cuenta en la actualidad con 47 socios, todos promotores ambientales certificados por la Facultad de Agronomía de la UBA.

Tags:

Esto tambien te puede interesar