Incendios en Santiago del Estero donde el calor extremo y la sequía potenciaron el desastre

Tierra negra y quemada, todavía humeante . Esto es lo que dejaron los incendios en Pinto, Santiago del Estero, una de las localidades donde se registran fuegos de gran escala en la Argentina.

En esta provincia del norte del país, ya se quemaron unas 150 hectáreas de bosque autóctono, en medio de una sequía y temperaturas récord.

‘Los pastizales están secos después de las heladas invernales se convierten en un combustible vegetal para que cada vez que se prende un pequeño foco todo se descontrole. ‘Después del mediodía, el calor y el aire seco avivan las llamas’.

Estos incendios, a veces productos del desmonte, ‘son favorables para la agricultura pero desfavorables para el medioambiente. 

También se registraron incendios en Chaco, Formosa, Corrientes, el norte de Santa Fe, Mendoza (donde el Zonda obligó a suspender las clases en San Rafael y Tupungato, Uspallata y Potrerillos), Neuquén y Córdoba.