Los incendios masivos ahora arrasan los humedales tropicales de Brasil

Los incendios en los humedales del Pantanal de Brasil están arrasando la región de biodiversidad, consumiendo un área del tamaño de Londres en los últimos 10 días, quemando a algunos animales vivos y enviando a otros a huir.

El infierno en los humedales tropicales más grandes del mundo es el último desastre ambiental que enfrenta Brasil, luego de un misterioso derrame de petróleo que afecta las playas del noreste y los incendios de agosto que asolaron la región amazónica.

El periódico The Associated Press (AP) informó que el Pantanal, que se extiende por partes de Brasil, Bolivia y Paraguay, es un popular destino de ecoturismo considerado uno de los mejores lugares para ver vida salvaje en América del Sur.

Durante la estación húmeda, los ríos se desbordan y hacen que la mayor parte de la región sea accesible solo en barco y avión. En la estación seca, los entusiastas de la vida silvestre se congregan para ver jaguares descansando en las riberas de los ríos, así como guacamayos, nutrias gigantes de río y caimanes.

Según destaca AP la temporada seca de este año se ha extendido mucho más de lo habitual.

“Cualquier chispa en esta área en estos días de altas temperaturas y muy baja humedad provocará incendios como los que hemos visto en los últimos días”, dijo Júlio Cesar Sampaio, jefe del programa Cerrado Pantanal de WWF Brasil. Y agregó: “Solo la lluvia disminuirá el riesgo de incendio”.

Los esfuerzos de rescate hasta ahora han encontrado restos quemados de caimanes, iguanas y serpientes.

SOS Pantanal, un grupo local, informó que los guacamayos jacintos, una especie vulnerable, perdieron gran parte de su fuente de alimento principal a medida que el coco y las palmeras se incendiaron, y las aves azules y amarillas se han visto volando sin rumbo fijo.

Entre enero y noviembre, el área de humedales tuvo 516 por ciento más incendios que en el mismo período del año pasado, según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil.

Si bien ha habido más incendios en el Amazonas, se han dispersado en un área de aproximadamente la mitad del tamaño de los Estados Unidos.

Los incendios en el Pantanal en esta época del año son anormales porque las fuertes lluvias generalmente comienzan en octubre.

Con poca precipitación, altas temperaturas, baja humedad y fuertes vientos, los incendios se estaban extendiendo rápidamente a través de la vegetación baja, dijeron las autoridades.

El gobierno del estado de Mato Grosso do Sul dijo en un comunicado de prensa que los incendios fueron “en una proporción nunca antes registrada” y que las causas fueron tanto las condiciones secas como la “actividad criminal”.

Los bomberos dijeron que la causa probablemente era que la gente local prendía fuego para limpiar la tierra de la vegetación, una práctica también atribuida a muchos de los incendios del Amazonas.

Tags:

Esto tambien te puede interesar